Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Tsakhats

Informaciones prácticas sobre Tsakhats

  • Punto de vista
  • Etapa de senderismo / Trek
  • Montaña
  • Arroyo / Río
  • Lugar o Monumento religioso
  • Lugar o Monumento histórico
5 / 5 - Una opinión
Cómo ir
A veinte minutos de Yeghegnadzor en coche
Cuándo viajar
Todo el año, aunque en invierno puede ser difícil por la nieve
Duración mínima
Un día

Opiniones de viajeros sobre Tsakhats

Nicolas Landru Gran viajero
237 opiniones en total

Tsakhats Kar es un monasterio perdido en la montaña, en lo alto del valle de Yeghegis, en la preciosa región de Vayots' Dzor. Una iglesia de basalto, fina y elegante, una atmósfera de paz y paisajes magníficos: ¡un lugar apasionante!

Aconsejo:
Es todo un placer subir andando hasta Tsakhats Kar desde Yeghegis o Artabuynk, pasando por la fortaleza pintoresca de Smbataberd. ¡Todo en uno! Senderismo, fortaleza y monasterio en plena montaña armenia. Lo mejor del país en una sola excursión.
Mi opinión

Antes de nada, quiero decir que Yeghegis es una región pequeña y especialmente seductora para el viajero: tiene paisajes muy bonitos que mantienen un equilibrio, a la vez montañosos, abiertos y llenos de encanto. Es uno de mis sitios favoritos en el sur de Armenia. Con monumentos como la fortaleza de Smbataberd y Tsakhats Kar, no tiene nada que envidiarles a otras regiones del país, más visitadas.

Si te gusta la arquitectura eclesiástica armenia, con el monasterio de Tsakhats Kar estás de enhorabuena. Aunque sea pequeño y esté medio en ruinas, es de una belleza fabulosa. Sobre todo, por tener dos iglesias bastante pintorescas: la de San Juan (Surb Hovhannes), de basalto y construida en 989 y la de San Juan Bautista (Surb Karapet), tambien del S. X. Las dos mezclan los tonos ocres, naranjas y negros, un rasgo característico en las tonalidades típicas armenias.

Aunque estén medio derruidas, las dos siguen rebosantes de espiritualidad. A su alrededor, los edificios monásticos y el cementerio, con sus jachkares, (cruces armenias cargadas de ornamentación) hacen el sitio todavía más majestuoso.