Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Accesibilidad para las personas discapacitadas en los Estados Unidos

Desde 1990, los Estados Unidos deben adaptarse al «Disabilities Act», que lucha contra las discriminaciones en lugares públicos y en materia de servicios. Desde entonces se han tomado muchas medidas y pocos son hoy en día los lugares en los que puedas encontrar dificultades, sea cual sea el tipo de discapacidad que padeces.

En lugares públicos

En todas las ciudades estadounidenses debe aplicarse el « Disabilities Act », una ley que obliga a que los edificios cumplan las normas de accesibilidad. El incumplimiento de la ley está penado con sanciones severas. Todos los lugares turísticos como los museos, o los establecimientos públicos (bares, restaurantes, hoteles y otros) deben estar equipados con rampas, escaleras mecánicas o ascensores. A veces pasa que es difícil acceder a algunos de los albergues juveniles que están en edificios antiguos, pues estos carecen de todos los servicios anteriormente mencionados. Cuando hagas tu reserva, fíjate en si el albergue está bien adaptado, y no dudes en comentarle al propietario del establecimiento si hay algo en los servicios con lo que no estás conforme.

En el transporte público y los vehículos

Normalmente, el transporte público está muy bien adaptado para las personas que van en silla de ruedas y los invidentes. Las estaciones de tren y metro casi siempre cuentan con ascensores, y las que están adaptadas tienen carteles que lo reflejan. Muchas estaciones disponen de un servicio de voz que informa de la hora a la que pasan los autobuses y los trenes.

Los autobuses siempre van provistos de rampas y de un espacio adaptado para las personas que van en silla de ruedas. Cuando vayas de viaje por Estados Unidos y tengas que recorrer distancias largas, verás que los trenes y los autocares también están sometidos al «Disabilities Act». Si prevés viajar con la compañía Greyhound, es importante que sepas que no podrás reservar un billete por internet, sino que tendrás que contactar con la compañía por teléfono. Muchos usuarios están intentando que la compañía cambie esta situación, pues los billetes suelen costar la mitad si los compras en línea.

Si viajas en avión, la compañía aérea te preguntará cuál es el tipo de silla de ruedas que utilizas o qué tipo de discapacidad padeces.

Matrícula de un vehículo adaptado

También podrás alquilar un vehículo que esté adaptado a posibles discapacidades en la mayoría de empresas de alquiler. En teoría, las tarjetas de estacionamiento españolas no son válidas, pero lo cierto es que las aceptan la mayor parte de las veces. Estas deben estar colocadas en el retrovisor central. Los vehículos de alquiler adaptados se pueden identificar fácilmente gracias a la matrícula, por lo que dudo mucho que tengas problemas. 

En los parques nacionales

En la mayor parte de los parques nacionales, las instalaciones están perfectamente adaptadas a las necesidades de las personas discapacitadas. Los senderos que se encuentran al lado de la carretera están asfaltados y hay plazas para minusválidos en todos los aparcamientos. En muchas ocasiones, también podrás disfrutar de los paisajes naturales desde el coche o junto a la carretera. Así que no hay motivo alguno por el que tengas que privarte de un viaje a uno de los países mejor adaptados en materia de accesibilidad.

Claire Perrin
76 contribuciones
Actualizado el 28 agosto 2015
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje