Destinos
Otros destinos en América Central
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Normas de educación, costumbres y actitudes en Costa Rica

Las costumbres en Costa Rica pueden ser un poco distintas a las de Europa. Para los viajeros que no estén acostumbrados a los hábitos latinoamericanos, será necesario que antes se hagan una idea general.

Las conversaciones

Es muy normal preguntar por las noticias de la familia de nuestro anfitrión. Eso demuestra que le das una importancia que le agradará y será un signo de cortesía. Hacer preguntas sobre el trabajo también puede ser una buena idea para entablar una conversación. También puedes hacer preguntas sobre su país del que por lo general están muy orgullosos, y pedirles consejos para seguir tu viaje. Evita hablar de dinero cuando no conozcas a la persona, ya que puede resultar ser un tema delicado.

Para dirigirse a alguien

Muy a menudo durante tu recorrido por Costa Rica, tendrás que evitar el tuteo en un primer encuentro formal. Las costumbres recomiendan que comiences dirigiéndote a la persona utilizando el término más formal « usted » si hablas español. Algunos habitantes, normalmente los más ancianos, se designan con el término « Don » o « Doña ».

Lección de prensado de caña de azúcar

La puntualidad

A diferencia de nuestras costumbres europeas, el concepto de puntualidad es relativamente flexible. De hecho si tienes una cita con alguien, tendrás que esperar que este este venga con un poco de retraso sin que eso deba molestarte, es parte de las costumbres. Para ilustrarlo, hay una expresión común de Costa Rica que encaja perfectamente, se trata del término "ahorita", que quiere decir "inmediatamente", en Costa Rica corresponde más bien a "un momento", que puede ser más variable. Tendrás la oportunidad de escuchar esa palabra resonar durante todo tu recorrido por Costa Rica.

En el autobús

Esto pudiera parecer extraño, pero ten cuidado de no quedarte demasiado en la entrada de un autobús en San José, y en todo el país. De hecho, los autobuses están equipados con sensores para contar el número de usuarios al día. Si el dinero recaudado no se corresponde con el que registra el famoso sensor, el conductor puede que te pida ajustar las cuentas... Eso explica su mal humor cuando te subes al autobús y de seguido te bajas de él. Si quieres preguntar algo al conductor, te recomiendo que te quedes fuera del autobús.

Laure Alvarez
70 contribuciones
Actualizado el 19 octubre 2015
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje