Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Dar propina o el precio justo, ¡esa es la cuestión!

Un viaje a Madagascar requiere un presupuesto bastante respetable en comparación con otros destinos. Sin embargo, cuando llegas a la gran isla africana, parece que acabes de ganar la lotería, ahí, manejando fajos de billetes. El nivel de vida es muy, muy bajo. Puedes estirar mucho tus reservas de dinero si te sabes adaptar a los estándares locales: entre uno y tres euros por noche y un euro por comida o cena. Así, trescientos euros te dan perfectamente para quedarte un mes entero.

En cambio, en Madagascar las propinas están tan extendidas como el fady. Es una antigua tradición que se remonta a la época colonial francesa. Hoy en día se sigue dando propina para cualquier servicio prestado. Obviamente, el importe debe ir en consonancia con el grado de satisfacción, así que cada uno es libre de dar lo que le parezca conveniente.

Allí el dinero no es tabú y el ariary es lo que parte y reparte...

Los malgaches no dejan más de doscientos ariary, que es el diez por ciento de los ingresos más bajos. Pero entonces llega el turista y, haciendo gala de una generosidad que no ostenta en su propio país, deja desde mil hasta diez mil ariary.

Las agencias y los turoperadores os aconsejarán dejar lo que allí son sumas astronómicas: entre el cinco y el diez por ciento de la cuenta en los restaurantes, uno o dos euros para los mozos de equipajes, cinco euros al día para los conductores y diez euros para los guías.

Por mucho que no sean cifras desorbitadas dentro de tu presupuesto de turista occidental, ten en cuenta que no son del todo realistas, ni mucho menos proporcionales a los ingresos y necesidades de la población local. Y menos todavía si viajas en grupo y cada uno deja una cantidad similar.

Si estás multiplicando por quince o veinte la tarifa media, estás favoreciendo la mendicidad y dando lugar a que al final acosen al turista a cada esquina.

Consejos para ser un buen "vazaha"

En los aeropuertos, los mozos de equipajes que llevan el chaleco oficial reciben generalmente 200 o 300 ariary. En restaurantes, deja solo 500 ariary, o 1000 ariary en locales de mayor estándar. Será suficiente para expresar tu satisfacción. Teniendo en cuenta la tasa oficial de cambio –un euro equivale a unos 3000 ariary–, dejar un euro de propina equivale a ponerle casi tanto valor al servicio como a la comida en sí, ¡que en realidad tiene un coste mucho mayor!

Durante un viaje por Madagascar, aparte de esta tradición monetaria instaurada durante la época colonial, existe otra forma de agradecimiento que hará feliz a más de uno y más de una... Piensa en los gestos sencillos. Puedes regalar champú, jabón, bisutería, ropa o alimentos a cambio de los servicios prestados. Así evitarás quedarte demasiado pronto sin lo que allí es un bien escaso, y más en la sabana: ¡billetitos! Y, al mismo tiempo, tus transacciones se verán enriquecidas con una buena dosis de humanidad, con fines más prácticos y la posibilidad de hacer intercambios con un nuevo amigo.

Servane Rig
16 contribuciones
Actualizado el 9 octubre 2015
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje