Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Usos y costumbres de Polonia que debes conocer para disfrutar de unas excelentes vacaciones

Durante tu viaje a Polonia hay algunas reglas que debes respetar para que tu experiencia en el país sea totalmente positiva.

Religión y racismo: qué debes saber

Los polacos son más bien hospitalarios y acogedores, pero quizás no desde el primer momento, por lo que lo normal será que tengas que dar el primer paso. En seguida te darás cuenta de a quién debes dirigirte. Las mujeres son generalmente más educadas, amables y cordiales que los hombres. En realidad, se podría decir que hay dos tipos de polacos.

Debido a la fuerte influencia que tiene la religión, jamás se nombra al diablo, nunca critiques el cristianismo delante de un polaco , sin embargo, puedes decir cualquier cosa negativa del resto de religiones (islam, judaísmo...). Algunos polacos guardan un cierto recelo hacia los judíos, llegando a rozar el antisemitismo o, al menos, el antisionismo. Afortunadamente, no se trata de un sentimiento compartido por toda la población, ya que las generaciones jóvenes son mucho más abiertas.

Sin embargo, el odio a los rusos se cultiva desde la cuna. No confundas a un polaco con un ruso si no quieres pasar un mal rato. Su relación con los extranjeros deja a los polacos en muy mal lugar, ya que en los últimos años ha habido muy poca inmigración en el país y si embargo, a menudo tienden a dar muestras de un cierto racismo. Por motivos religiosos, los viajeros homosexuales deben ser muy discretos y puede que algún que otro comentario que oigas te choque por ser excesivamente conservador.

¡Cuidado con el alcohol!

El krupnik: los amantes del alcohol sabrán apreciarlo

Escucharás muchas palabrotas por las calles, proferidas tanto por hombres como por mujeres. "Kurwa" (que se puede traducir por "joder") se utiliza constantemente para todo. Es algo muy llamativo, sobre todo cuando se entiende el idioma.

Los polacos están siempre empinando el codo, no es un tópico. De hecho, el país cuenta con muchos alcohólicos. En Cracovia , los días que haya partido, lo mejor que puedes hacer es poner pies en polvorosa si ves acercarse a un grupo de hooligans (en polaco, "dresy"), los seguidores de los equipos locales, o correrás el riesgo de acabar en medio de una pelea multitudinaria, sobre todo si han abusado del krupnik, la rica bebida alcohólica local a base de miel. Por cierto, el krupnik es muy traicionero y sube de golpe. Será mejor que lo bebas con precaución.

Halaga a tus anfitriones

Los polacos tienen la mala fama de ser algo brutos y tener poca cultura, aunque esto habría que matizarlo un poco. De hecho, hay muchos intelectuales en Polonia y su juventud está cada vez más preparada. Encontrarás fácilmente gente con la que conversar acerca de música, literatura, cine extranjero... Si deseas halagarles, también podrás hablar del glorioso pasado cultural y artístico del país.

La juventud es mucho más abierta a otras culturas del mundo, europeas, americanas, asiáticas... y tiene unos gustos y actitudes acordes con los tiempos, fundamentalmente gracias a la diáspora polaca (Estados Unidos, Australia, países anglosajones...). Por lo que puedes tener la seguridad de que los polacos (sobrios) serán muy amables contigo.

Julie Olagnol
145 contribuciones
Actualizado el 24 marzo 2016
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje