Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Las riquezas naturales de Polonia

Desde la costa del mar Báltico al norte, hasta los montes Cárpatos al sur, Polonia se extiende con un relieve de baja y media altitud sobre la llanura del norte de Europa, surcada por numerosos ríos y arroyos que generan unos paisajes de ensueño.

Al norte, el mar Báltico

La costa polaca del Báltico se extiende en el norte del país a lo largo de más de 500 kilómetros, lo que supone una apertura estratégica al resto del mundo y un terreno propicio para la actividad incesante de inmensos astilleros. No obstante, la costa es muy acogedora para los turistas, gracias a sus numerosas playas, dunas, acantilados y penínsulas. Se extiende desde Swinoujscie, que linda con Alemania al oeste, hasta Krynica Morska al este, ubicada en el cordón del Vístula, que conecta Polonia con el enclave ruso conocido como el oblast de Kaliningrado. Numerosas penínsulas bordean las lagunas, como la del lago Lebsko en el Parque Nacional de Slowinski. Cuando las ciudades costeras no son puertos, son generalmente ciudades de vacaciones, como ocurre en Sopot, Miedzyzdroje y la península de Hel.

Hidrografía polaca: lagos y ríos

Continuamos nuestro viaje a Polonia haciendo mención a sus ríos, entre los que destaca el río Oder, que traza una frontera natural con Alemania. Por su parte, el Vístula, sigue su largo curso desde el sur hasta el norte pasando por Cracovia y Varsovia. En el noreste, la región de Masuria alberga la mayoría de los lagos del país, más de 9300 de diferentes tamaños. Escasamente poblada y bastante pobre, es ideal para realizar una visita fuera de los circuitos turísticos habituales. Se trata de una visita centrada en la naturaleza y la exploración, ya que esta región cuenta con los últimos bosques primarios de Europa.

Orografía del país

Polonia es un país con un relieve relativamente poco elevado y es en el sur y en el este donde se extienden esencialmente sus montañas, en los Cárpatos y los Sudetes, que marcan la frontera con la República Checa y Eslovaquia. Ambas cadenas están separadas por una vasta región de llanuras salpicadas por grandes ciudades, a menudo no muy lejos de algún importante pico, como Cracovia, que se encuentra a menos de 100 kilómetros de la cima de los Cárpatos y del país, el Rysy, que alcanza los 2499 metros.

Los montes Tatras

La dureza del clima polaco

El clima de Polonia es continental en la mayor parte del país y oceánico en el norte. El país se ve influido por una corriente ártica que se opone a los frentes que proceden de sur, lo que provoca fuertes precipitaciones y un frío extremo en invierno. El termómetro en invierno desciende fácilmente por debajo de los -20 °C y se acerca a los -40 °C en las regiones montañosas. De abril a noviembre, y especialmente en verano, las condiciones meteorológicas son más agradables, a pesar de que las lluvias y las tormentas son frecuentes. En cambio, la región costera del Báltico cuenta con un clima más templado, más suave en invierno y menos cálido en verano.

Los tesoros de la flora y la fauna

Polonia puede presumir de contar con unas características únicas en términos de fauna y flora, que lo convierten en un tesoro a nivel europeo. Ya hemos citado el bosque de Białowieża , uno de los últimos bosque vírgenes de Europa, que nunca ha sido explotado por el hombre Del mismo modo, numerosas especies ya extinguidas en el resto del continente todavía se pueden encontrar en Polonia, como el bisonte europeo, el oso pardo, el lobo gris y el lince euroasiático. Por último, es importante destacar que el país constituye una de las zonas de reproducción más importantes de Europa para las aves migratorias, que se pueden observar durante la estación cálida.

Claire Perrin
76 contribuciones
Actualizado el 24 marzo 2016
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje