Destinos
Otros destinos en América Central
Mejores destinos en Medio Oriente
Otros destinos en Medio Oriente
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?
Covid-19 - COVID-19 : ¿Dónde viajar?Saber más

Los mejores destinos para ver a los Big 5

Por Marlène Marceau, el

Ver los animales del famoso club de los “Big 5” es una de las experiencias más buscadas en el este y sur de África, ¡y también una de las más extraordinarias! Hemos elaborado una lista -no exhaustiva- de parques y reservas donde se pueden hacer safaris para observar a estos animales africanos.
Elefante en la sabana de UgandaElefante en la sabana de UgandaElefante en la sabana de UgandaElefante en la sabana de Uganda

A comienzos del siglo XX, el término “Big Five” se refería a los 5 animales más grandes de la sabana, a esos con los que es mejor no encontrarse. Hoy, esta palabra ya no tiene la misma connotación y se utiliza sobre todo para facilitar el encuentro con estos animales, que son el león, el elefante africano, el leopardo, el búfalo y el rinoceronte negro.

Mujer fotografiando un elefante durante un safariMujer fotografiando un elefante durante un safariMujer fotografiando un elefante durante un safariMujer fotografiando un elefante durante un safari

Tanzania, el santuario de los “Big 5” en África oriental

Tanzania es uno de los países africanos donde más sentido tiene entregarse a la experiencia de un safari. El país, tanto en el norte como en el sur, alberga muchos parques y reservas donde podréis convivir con estos míticos animales.

Leopardo en TanzaniaLeopardo en TanzaniaLeopardo en TanzaniaLeopardo en Tanzania

En el norte de Tanzania están los mejores lugares para observar fauna salvaje. Además de por los “Big 5”, el parque nacional de Serengeties mundialmente famoso por la gran migración de ñus, cebras y depredadores que cada año atraviesan las llanuras del parque hasta llegar a Kenia.

Elefantes en TanzaniaElefantes en TanzaniaElefantes en TanzaniaElefantes en Tanzania

El cráter del Ngorongo, reconocido como patrimonio mundial por la UNESCO, alberga también a los “Big 5” y es en este parque donde más posibilidades hay de encontrarse con el rinoceronte negro. El sur del país es más salvaje, pero también merece una visita, especialmente por el parque nacional de Ruaha, donde hay una de las poblaciones más grandes de elefantes.

Kenia, en perfecta armonía con la vida salvaje

Kenia es el destino africano por excelencia para ir de safari y hacer real un sueño de infancia en un entorno natural sorprendente. Con sus paisajes grandiosos y rebosantes de belleza, sus preciosas reservas animales y el considerable número de animales, Kenia ofrece lo mejor en lo que a experiencias de safari se refiere.

Retrato de una leonaRetrato de una leonaRetrato de una leonaRetrato de una leona
Leonas en la sabanaLeonas en la sabanaLeonas en la sabanaLeonas en la sabana

En las llanuras de los enormes parques nacionales keniatas, podréis aventuraros a la búsqueda de los “Big 5” en:

  • La famosa reserva nacional de Masái Mara (al sur del país, en la frontera con Tanzania), que os sorprenderá por la variedad y abundancia de animales en la sabana.

  • El parque nacional de Tsavo (sudeste del país), que es también uno de los parques más conocidos en Kenia, y en todo el continente africano, por albergar una vida salvaje excepcional.

  • Los “Big 5” han elegido también como su domicilio el parque nacional de Amboseli. Aunque cada vez es más difícil observar al leopardo, el rinoceronte o el león, es uno de los parques más bonitos. Podréis ver de cerca manadas completas de elefantes con un telón de fondo genial: el mítico monte africano Kilimanjaro.

Uganda, un poco más cerca de la fauna salvaje protegida

Uganda, en el este del continente, apodado “la perla de África”, es un hábitat excepcional para la fauna. Viven muchísimos pájaros extraños y una gran concentración de primates, como el gorila de montaña.

Cruzaréis a pie el corazón del bosque impenetrable de Bwindi para llegar al encuentro inolvidable con una familia de gorilas de montaña. Aquí todo es verde y frondoso, y está rodeado por una bruma que os sumergirá en un escenario de ensueño.

Leona trepadora en un árbol de UgandaLeona trepadora en un árbol de UgandaLeona trepadora en un árbol de UgandaLeona trepadora en un árbol de Uganda

Además de los gorilas, podréis encontrar otras maravillas de la vida salvaje haciendo un safari:

  • El parque nacional Queen Elizabeth (al suroeste del país), clasificado como reserva mundial de la biosfera por la UNESCO, está habitado por casi 95 especies de mamíferos, algunos de ellos de los famosos “Big 5”. Aseguraos de visitar las llanuras de Ishasha, al sur del parque, para descubrir quizás a los asombrosos leones trepadores en los árboles.

  • En el parque nacional de las cataratas de Murchison, el más grande del país (al oeste del mismo), es posible encontrar a la familia “Big 5”… ¡al completo!

Los famosos parques y reservas privadas de Sudáfrica

Sudáfrica cuenta con algunos de los parques más bonitos del continente africano. Son perfectos, además, para la observación de la vida salvaje.

Exploraréis el famoso e imprescindible parque nacional de Kruger (al noreste del país). Podréis hacer safaris por vuestra cuenta (en self-drive), en un vehículo ofrecido por vuestro alojamiento o el mismo parque, a pie, o incluso en mountain bike. Este parque acoge bastante fauna salvaje y, por tanto, los “Big 5” son fácilmente observables.

Pareja de rinocerontes blancos en el parque nacional Kruger en SudáfricaPareja de rinocerontes blancos en el parque nacional Kruger en SudáfricaPareja de rinocerontes blancos en el parque nacional Kruger en SudáfricaPareja de rinocerontes blancos en el parque nacional Kruger en Sudáfrica

Hay otro parque sudafricano que merece mención: el parque nacional Hluhluwe-Umfolozi, al sur de Kwazulu-Natal (al noreste del país). Ofrece algunos de los momentos más especiales de safaris, a través de paisajes variados y magníficos. También allí, podréis observar fácilmente a rinocerontes blancos, manadas de elefantes, jirafas, cebras, antílopes y depredadores como el león. En cuanto al leopardo y los rinocerontes negros, estos compañeros son un poco más difíciles de encontrar.

Namibia, la naturaleza salvaje en formato doble

Namibia no ofrece la oportunidad de observar todos los “Big 5” en un solo parque. Únicamente 4 de los mamíferos (león, elefante, leopardo y rinoceronte negro) pueden ser observados en el sublime parque nacional de Etosha. En cuanto al búfalo, no está presente en este parque, pero tendréis la oportunidad de verlo en la región húmeda de la franja de Caprivi, en el noreste del país.

Elefante en NamibiaElefante en NamibiaElefante en NamibiaElefante en Namibia

La remota región de Damaraland acoge una población de leones y elefantes del desierto. Podréis intentar verlos durante una expedición en 4x4 organizada por tu agente local o alojamiento.

Botsuana o la magia de los encuentros salvajes

Botsuana cumple con todas las expectativas de un safari que no tiene parangón en el mundo. El país debe su reputación a su alta concentración de animales protegidos y sitios naturales. Está en el centro de un entorno natural fascinante y protegido donde tendréis el privilegio de contemplar fabulosos espectáculos de animales. Podéis hacer un safari en 4x4 hasta la reserva Moremi (al este del delta) o el parque nacional Chobe (al noreste del país), que cuenta con la mayor población de elefantes de África.

Para un enfoque diferente, también podéis montar a caballo o ir en canoa (llamada mokoro) para navegar el río Okavango y ver hordas de elefantes y otros mamíferos bañándose en el agua.

Cada safari es diferente, pero aún así, todos son imprevisibles: no hay ninguna garantía al 100 % de que veréis cada uno de los “Big 5” en vuestro próximo viaje. El rinoceronte negro es un animal en peligro de extinción y el leopardo uno de los más difíciles de localizar. Confiad en nuestros agentes locales para que os aconsejen el mejor destino africano para observar a los “Big 5”, ¡teniendo en cuenta la época del año que prefieras!