Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Las mejores experiencias para descubrir Bali en familia

Por Marlène Marceau, el |

Apodada "la isla de los dioses", Bali es una isla polifacética. Sus playas, bosques, arrozales y templos la convierten en un destino perfecto para explorar y para cambiar de aires. Un lugar ideal para vivir muchas experiencias en familia.

Baignade à Bali en familleBaignade à Bali en familleBaignade à Bali en familleBaignade à Bali en famille

Contemplar los arrozales, participar en una clase de cocina local o asistir a fiestas tradicionales, estas son nuestras ideas de experiencias auténticas e inusuales para descubrir en Bali y preparar un viaje familiar inolvidable.

Descubrir las danzas y la música balinesas

Cuando viajes a Bali, asegúrate de asistir con el resto de la familia a algún espectáculo de danza tradicional, eventos que forman parte de la cultura balinesa. Hay diferentes danzas, como la de Barong, una de las más famosas, cuyas fascinantes y míticas criaturas cuentan la historia de la lucha entre el bien y el mal. Dejaos sorprender por uno de estos espectáculos cautivadores que entusiasmarán tanto a niños como a adultos. Si no os convence del todo, también os podéis soltar la melena y apuntaros a una clase de baile, o incluso de música, para desarrollar los talentos en familia y aprender a tocar un instrumento tradicional, como el gamelán.

Descubriendo las artes balinesas en familiaDescubriendo las artes balinesas en familiaDescubriendo las artes balinesas en familiaDescubriendo las artes balinesas en familia

Visitar los templos emblemáticos de la isla

Bali está llena de hermosos templos por toda la isla. Algunos tienen más éxito que otros entre los niños, como el templo Tirta Gangga, situado al este de Bali, que alberga unos hermosos jardines acuáticos con piscinas y una de ellas está abierta al baño. No os perdáis la que tiene una carpa que fascinará tanto a pequeños como a mayores. Otra visita obligada es el templo de Ulun Danu Bratan, a orillas del lago Bratan, en el norte de la región. No os arrepentiréis si lo hacéis en canoa para contemplar el paisaje desde el lago.

Templos balinesesTemplos balinesesTemplos balinesesTemplos balineses
Templos balinesesTemplos balinesesTemplos balinesesTemplos balineses

Para cada visita al templo, se ofrecerá un sarong (tela tradicional) a la entrada para explorar el lugar respetuosamente.

Descubriendo los templos balineses en familiaDescubriendo los templos balineses en familiaDescubriendo los templos balineses en familiaDescubriendo los templos balineses en familia
Templo Bratan en Bali, a visitar en familiaTemplo Bratan en Bali, a visitar en familiaTemplo Bratan en Bali, a visitar en familiaTemplo Bratan en Bali, a visitar en familia

Aprender sobre las artes balinesas en un taller

Si a tus hijos les gustan las actividades manuales y tú quieres iniciarte en la cultura balinesa, la isla es un destino perfecto para aprender sobre la artesanía local y participar durante unas horas en varios de los talleres ofertados. Además de tallar madera o hacer pintura batik, también se puede asistir a una clase de cocina o incluso diseñar vuestros propios souvenirs. Hay muchas actividades que se pueden proponer y organizar. Si estás interesado en ellas, no dudes en hablar con una de las agencias de viajes en familia de Evaneos para organizar una experiencia que tus hijos recordarán durante mucho tiempo.

Senderismo en plena naturaleza

Hay muchas caminatas por toda la isla para descubrir diversos paisajes como cascadas, bosques, arrozales, etc. En Ubud, por ejemplo, se puede hacer un sendero de dos kilómetros llamado "Campuhan Bridge Walk"; a través de palmeras y una frondosa vegetación llegaréis a una pequeña aldea típica balinesa. La ruta no es difícil para los niños acostumbrados a caminar, y se pueden hacer algunas paradas en la sombra. Recordar ir por la mañana o al final del día, cuando el calor es menos intenso.

En el norte del país, Munduk y su región ofrecen hermosos senderos para hacer en familia (a partir de los 5 años). Son solo unas horas para llegar hasta las cascadas más refrescantes de la región. ¡No olvidéis traer buen calzado para toda la familia!

Senderismo en plena naturaleza en Bali en familiaSenderismo en plena naturaleza en Bali en familiaSenderismo en plena naturaleza en Bali en familiaSenderismo en plena naturaleza en Bali en familia

Asistir a fiestas tradicionales y procesiones

A lo largo del año, Bali acoge numerosas celebraciones y es posible que os encontréis con alguna de ellas durante el próximo viaje. Por ejemplo, se puede ir a la fiesta de Nyepi, la festividad de Año Nuevo balinés que la isla celebra según el calendario hindú (en marzo) y que es una de las fiestas más inusuales del año para los mayores y los más pequeños de la casa. Nyepi es un día de silencio, ayuno y meditación desde el amanecer hasta la mañana siguiente. El día anterior se celebran varias procesiones, entre ellas un desfile de grandes monstruos (llamado "ogoh-ogoh"), cuidadosamente realizado por los habitantes, que desfilan por la isla para ahuyentar a los espíritus malignos. El ambiente en las calles es tan amigable y festivo que rápidamente se olvida la parte un poco aterradora de estos grandes monstruos.

Procesión en la fiesta de Nyepi en Bali : una experiencia para vivir en familiaProcesión en la fiesta de Nyepi en Bali : una experiencia para vivir en familiaProcesión en la fiesta de Nyepi en Bali : una experiencia para vivir en familiaProcesión en la fiesta de Nyepi en Bali : una experiencia para vivir en familia

Conocer a familias de monos en el bosque

Durante el viaje, seguramente os encontraréis con monos, especialmente familias de macacos. Pueden aparecer cuando vayáis por la carretera y también en uno de los dos bosques de Ubud: el Santuario del Bosque Sagrado de los Monos o el Bosque de los Monos de Sangeh.

El Santuario del Bosque Sagrado de los Monos es el más frecuentado, así que tal vez deberíais dar un paseo por el Bosque de Sangeh (a unos 45 minutos en coche desde Ubud). Lo mejor es llegar al lugar tan pronto como sea posible (la apertura es a las 8 de la mañana), para evitar aglomeraciones y así poder caminar a vuestro propio ritmo en medio de un bosque tropical sagrado que alberga a cientos de macacos. ¡Tened cuidado con vuestras cosas y no alimentéis a los monos porque algunos de ellos pueden ser demasiado listos y unos caraduras!

El Santuario del Bosque Sagrado de los Monos en familiaEl Santuario del Bosque Sagrado de los Monos en familiaEl Santuario del Bosque Sagrado de los Monos en familiaEl Santuario del Bosque Sagrado de los Monos en familia

Explorar los campos de arroz más impresionantes

Hacia el interior, Bali está plagada de frondosos paisajes verdes con hermosas terrazas de arroz que se pueden explorar a pie por la mañana temprano. En los alrededores de Ubud, en Tegalalang, empiezan unos estrechos senderos sinuosos que desembocan en unas impresionantes vistas panorámicas. No perdáis la oportunidad de saludar a algunos arroceros y campesinos que encontraréis en el camino.

No os sorprendáis tampoco si encontráis algunos columpios particularmente instalados por los campos de arroz. Os podréis columpiar en ellos con toda la familia (a partir de los 5 años) y disfrutar de las vistas de los cocoteros y la selva tropical.

Otro sitio maravilloso que no hay que perderse son los arrozales de Jatiluwih, reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO (gracias a su único sistema de regadío, llamado "subak"). Aquí también merece la pena reservarse un poco de tiempo para contemplar las sublimes vistas de los arrozales con las montañas al fondo mientras paseáis por los pequeños senderos.

Disfrutar de las divertidas actividades acuáticas

No sólo hay verde en Bali, también hay azul. Alrededor de la isla, podréis disfrutar de innumerables playas de arena blanca (y a veces incluso de arena negra, como en el este de la isla) o practicar deportes acuáticos en familia.

Podéis hacer vuestra primera inmersión (a partir de los 10 años) o pedir prestadas máscaras y tubos de buceo para explorar el fondo del mar y los peces multicolores haciendo snorkeling en Amed (al este de la isla) o Pulau Menjangan (al noroeste).

También hay clases de surf para familias en el sur de la isla, en KutaBeach. Si preferís olas más suaves, nada mejor que visitar la playa de Sanur y aprender a volar una cometa.

Si los pequeños viajeros todavía no saben nadar bien en el mar y las corrientes marinas son demasiado fuertes, la mayoría de los hoteles tienen piscinas, que encantarán a los hijos... ¡y también a sus padres!

Snorkeling en Bali en familiaSnorkeling en Bali en familiaSnorkeling en Bali en familiaSnorkeling en Bali en familia

Entre naturaleza, cultura y encuentros, la isla de Bali ofrece una multitud de experiencias para vivir en familia, en un entorno natural tan impresionante que corta la respiración. Bali queda bastante lejos, lo que significa que será un largo vuelo con hijos, pero sigue siendo un destino asombroso que sin duda merece una visita. Las agencias locales de Evaneos pueden ayudarte a preparar el viaje a Bali en familia y al archipiélago indonesio, adaptándose a diferentes criterios, como la edad de tus hijos, el ritmo que prefieres, el nivel de comodidad y el presupuesto.