Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Accesibilidad para las personas con discapacidad en Cuba

La situación económica de Cuba, junto con las inclemencias del tiempo, como es el caso de los huracanes, que dañan las infraestructuras y las viviendas del país, impiden que el gobierno dé prioridad a la integración de las personas con discapacidad.

Situación de las personas con discapacidad en Cuba

La legislación cubana se muestra favorable a la inserción de las personas con discapacidad, pero la realidad económica del país dificulta mucho la implantación de medidas eficaces. Cuba practica una integración inclusiva de las personas con discapacidad, los niños son escolarizados en colegios tradicionales y algunos profesores dan clases a domicilio a los estudiantes que no pueden desplazarse. También hay varios centros especializados para niños sordos, mudos, invidentes o con discapacidades motoras.

Por parte del gobierno no hay subvenciones específicas para los discapacitados. Por lo tanto, es necesario acudir al Estado, que es el propietario de la mayoría de infraestructuras, para solicitar la adaptación de un edificio o una calle, cuya ejecución se puede demorar varios años. La esperanza de una mejor integración de las personas con discapacidad en la sociedad cubana reside en la solidaridad que existe entre los habitantes del país, que, entre otras cosas, no dudan en ayudar a los invidentes a cruzar una calle o en dejar pasar en las colas a las personas en silla de ruedas. Numerosos cubanos luchan por la accesibilidad cotidiana de las personas discapacitadas a través de asociaciones y organizando actividades y eventos específicos, como los handisports, deportes para personas con discapacidad.

Viajar a Cuba

Si eres una persona con discapacidad, durante tu viaje a Cuba tendrás dificultades para desplazarte y encontrar lugares adaptados. Sus estrechas calles asfaltadas no están adaptadas, generalmente están en mal estado y las aceras suelen tener agujeros y baches. Del mismo modo, los edificios, ya sean públicos o privados, forman parte de las infraestructuras poco modernizadas del país y la mayoría de ellos no tienen accesibilidad. Los medios de transporte suelen estar abarrotados y no están equipados ni adaptados para personas con discapacidad. Algunos viajeros también han acusado la ausencia de baños adaptados.

La Habana y su transporte público, siempre abarrotado de gente

Sin embargo, como ocurre en otros muchos países que no reúnen las condiciones adecuadas para las personas con discapacidad, en Cuba encontrarás algunos hoteles de lujo perfectamente adaptados. Del mismo modo, puedes alquilar vehículos adaptados a tu discapacidad. En cualquier caso, a pesar de que viajar a Cuba no sea sencillo, existe una gran posibilidad de que al tratar con los habitantes del país, muy amables y solidarios, recuerdes que la vida puede ser accesible de muchos otros modos, no solo a través de carreteras asfaltadas o rampas, y vivas una auténtica aventura a nivel humano.

Ségolène Renoud-Lyat
20 contribuciones
Actualizado el 14 agosto 2015