Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Paisajes de Finlandia al borde de las estaciones

En Finlandia se encuentran sobre todo lagos y bosques. A pesar de la aparente monotonía, nunca te cansarás de pasear por Finlandia.

Una vasta llanura salpicada de lagos y bosques

Finlandia está compuesta de agua en un 10% de su territorio: decenas de miles de lagos se encuentran dispersos por todo el país. En especial incluyendo al lago Saimaa, el cuarto más grande de Europa. Los bosques boreales siempre están presentes: cubren cerca del 70% de las tierras. Es por lo tanto un paraíso para los senderistas. Los paseos no requieren demasiada destreza física fuera de lo normal, sino que por el contrario son muy relajantes ya que brindan ese sentimiento de libertad que ofrecen los espacios tan grandes.

Efecto notable: el país crece de año en año por el efecto de la isostasia (un fenómeno por el que el peso liberado causado por el derretimiento de los hielos permite a la tierra alzarse) haciendo aparecer nuevos lagos y nuevas atracciones. Los escenarios finlandeses cambian constantemente.

Un color en cada estación

Blanco. De febrero a abril, el invierno se pavonea con todo su esplendor. Disfrutamos de nieve, auroras boreales, lagos congelados, esquí de fondo y trineo con renos, y todo ello sin hacer demasiado frío.

Kuusamo, en la cumbre del monte Livaara.

Verde. El mes de mayo es el mes que marca el regreso del buen tiempo y la vegetación. El buen humor se va extendiendo por todo el país: la gente sale de sus madrigueras para celebrar la primavera. Mayo alberga muchos eventos festivos.

Amarillo. De junio a agosto, ese es el verano en Finlandia. Te puedes bañar, disfrutar de un sol que no se oculta (casi) nunca y de las suaves temperaturas (20ºC de media, aunque se han registrado temperaturas que alcanzan los 30ºC). La despreocupación que se apodera de nosotros debe tener un límite: hay que tener cuidado con los cientos de voraces mosquitos que aparecen por todas partes del país y que pueden ser muy dolorosos. Así que sé paciente, y llévate los productos adecuados para protegerte tanto como puedas.

Rojo y naranja. En el otoño, ya sea en septiembre o en octubre, Finlandia se colorea con tintes mágicos rojizos y anaranjados. Este espectáculo no es de extrañar para un país que cuenta con tantos árboles. El colorido es impresionante.

 Lo has entendido, los meses que hay que evitar son los de noviembre a febrero. El invierno se asienta y se hace muy duro. Las temperaturas pueden descender fácilmente hasta los -30ºC en Laponia y -15ºC en el sur, la nieve cae continuamente y el sol brilla por su ausencia. Las condiciones se combinan para emborronar el horizonte que normalmente llega hasta donde se pierde la vista. No es muy agradable recorrer el país en estas condiciones.

Clémentine Camara
31 contribuciones
Actualizado el 21 octubre 2015
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje