Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Viaje de novios en Irlanda: la romántica y verde Erin

Si te gustan los paisajes naturales épicos, el mar y el aire libre, pero, sobre todo, la calma y la posibilidad de perderte en la naturaleza o de ser atrapado por un caballero o una princesa, Irlanda ​​es, sin duda, el destino perfecto para un romántico viaje de novios.

Dublín romántico

La pequeña capital irlandesa es la ciudad perfecta para empezar o terminar un viaje de novios. Puedes optar por iniciar el viaje gradualmente para ir aclimatándote a Irlanda, optar por la velocidad y animación de una ciudad moderna o sumergirte directamente en la mágica tranquilidad de la campiña irlandesa y volver poco a poco a la realidad, haciendo una última parada en la capital.

Sea cual sea tu elección, en Dublín encontrarás una arquitectura sublime, entre sus puentes sobre el río Liffey, sus calles, su biblioteca y sus encantadoras iglesias. Un paseo por el parque de St. Stephen's Green, bajo la mirada divertida de la estatua de Oscar Wilde, que hablaba tanto de amor como de arte, será de lo más romántico. Tanto como pasear por el Trinity College y su espléndida arquitectura, antes de terminar con el esplendor de la catedral Christ Church, que data de la Edad Media.

Cork, Galway, Limerick...

La compañía Brittany Ferries ofrece una alternativa al avión que te llevará directamente a Cork, si vas en tren desde Madrid o Barcelona hasta París y luego a Roscoff, aunque la travesía, vía Londres, entre Holyhead y Dublín también merece la pena. Las pequeñas ciudades de Cork, Limerick y Galway son paradas imprescindibles para una luna de miel nómada. Su arquitectura, pero, sobre todo, la calidez de sus habitantes, que descubrirás rápidamente entrando en los pubs, harán de tu viaje una delicia y te proporcionará tanto buenos recuerdos como buenos amigos.

Los castillos

Si, por el contrario, deseas alejarte de las ciudades y disfrutar de la tranquilidad del campo, Irlanda todavía te reserva unos cuantos tesoros. Lo que hace especialmente que Irlanda tenga fama de ser el destino romántico por excelencia es el gran número de castillos de cuentos de hadas que posee, muchos de las cuales se han convertido en hoteles de lujo. Si prefieres los más auténticos, no te pierdas el castillo de Aughnanure en el condado de Galway o el de Donegal, en el noroeste de la isla.

Castillo de Donegal

Los sitios naturales más románticos

Un viaje romántico a Irlanda no estaría completo sin visitar algunos sitios naturales. Para empezar, el Parque Nacional de Connemara, con sus lagos y sus fiordos escondidos entre las montañas. La Calzada de los Gigantes, en Irlanda del Norte, es una de las zonas más pintorescas de Europa. Pero lo mejor es, quizás, partir en barco hacia una de las pequeñas islas de la costa irlandesa, como el archipiélago de Aran, para sentirte realmente alejado del mundo real y tomarte el tiempo de disfrutar de tu luna de miel.

Claire Perrin
76 contribuciones
Actualizado el 21 octubre 2015
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje