Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Viajar por Jordania con un guía local hispanohablante

Desde sitios arqueológicos a paisajes desérticos, y pasando por los fondos marinos del Mar Rojo, Jordania es conocida por su oferta turística, pero tal vez menos por su civilización. Viajar con un guía local hispanohablante es sin duda la mejor forma de descubrir y aprender sobre la cultura local.

Explorar cada rincón del país

Si bien es muy fácil visitar la gran mayoría de Jordania en solitario, siempre que se hable un poco de inglés, la ayuda de un guía es necesaria si quieres salir de las rutas convencionales y descubrir lugares inusuales. Por ejemplo, la mayoría de los turistas se contentan con contemplar Al Khazneh al visitar Petra, un monumento declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y que aparece en numerosas películas. Sin embargo, sería una lástima pasar junto a las tumbas, casas caverna así como los anfiteatros que se encuentran en los alrededores. Un buen guía te permitirá de esta manera ir más lejos de lo que te ofrece un circuito turístico estándar, y pasar de lo ya visto a ver lugares insólitos.

Petra, Jordania

Escuchar su historia

Independiente desde 1946 (desde la presencia británica), Jordania ha conocido el paso sucesivo de egipcios, persas, babilonios, griegos, romanos y más recientemente del imperio otomano (turcos). Basta con decir que la civilización nabatea (el primer pueblo jordano) ha estado marcado profundamente por estas influencias, aunque igualmente se ha adaptado e inspirado en sus invasores.

Contratar un guía local te permitirá conocer mejor las épocas arquitectónicas de los edificios, así como descubrir las creencias preislámicas, algo bien raro en la región. De hecho, dioses y diosas han sido venerados por los nabateos, en especial en Petra (santuario Qasr al-bint Firaun dedicado a Dusares), en Medina y hasta la Meca (que no conserva restos de las estatuas en honor a las diosas nabateas, destruidas durante la Hégira).

Si bien en la actualidad Jordania cuenta con un 90% de musulmanes, el patrimonio del país mantiene numerosos testimonios de creencias politeístas de la época, cercanas a las divinidades egipcias o griegas mucho mejor conocidas.

Sobrevivir en el desierto 

Aunque los recorridos por el desierto a lomos de un dromerario hacen furor entre los turistas, las rutas en 4x4 también son muy populares. ¿Su punto en común? La presencia de un guía. Es imposible visitar Wadi Rum sin un guía local que te acompañe (no lograrías salir de allí), aunque en ocasiones puedes contentarte con hacer un camino turístico estándar, sobre todo si no tienes mucho tiempo. 

Así que es mejor escoger un guía de calidad, hispanohablante si es necesario, y verificar con él el itinerario que va a realizar dependiendo de tus gustos (fotografía, cañones escondidos, restos arqueológicos, etc). Por ejemplo, un paseo muy original es el de seguir los pasos de Lawrence de Arabia, desde la roca de los Siete Pilares de la Sabiduría, hasta la fuente de Lawrence. No escatimes en el tiempo que pases en el lugar, reabastécete de agua y disfruta de esta excursión guiada.

Elodie Arnouk
42 contribuciones
Actualizado el 21 marzo 2016
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje