Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Sarangkot

Informaciones prácticas sobre Sarangkot

  • Familia
  • Punto de vista
  • Deporte con sensaciones fuertes
  • Montaña
  • Turismo Responsable
  • Imprescindible
4 / 5 - 3 opiniones
Cómo ir
A 11 km de Pokhara en taxi
Cuándo viajar
De octubre a mayo
Duración mínima
Un día

Opiniones de viajeros sobre Sarangkot

Simon Hoffmann Gran viajero
238 opiniones en total

Sarangkot es un pueblo pequeño situado en una colina cerca de Pokhara. El pueblo tiene una magnífica vista sobre el Annapurna.

Aconsejo:
Para disfrutar mejor de la vista es mejor ir pronto por la mañana, antes de que las nubes cubran las montañas.
Mi opinión

Cuando decimos que Sarangkot está sobre una colina, es una colina en sentido nepalí. No esperes una colina como las que conoces, sino más bien una pequeña montaña. El pueblo de Sarangkot, que se encuentra a 1.600 metros de altitud, es famoso por la espléndida vista del Dhaulagiri, el Annapurna y el monte sagrado Machapuchare.


El paseo hasta el pueblo es agradable y nos da hermosas vistas sobre Pokhara, el lago Phewa y los alrededores. Si tienes tiempo, cuenta con un día para hacer el recorrido de ida y vuelta desde Pokhara. También puedes pasar la noche en una de las casas de huéspedes del pueblo. También es posible hacer saltos en parapente cerca de la aldea. Tomad nota, amantes de los deportes de riesgo.

Marc Sigala Gran viajero
96 opiniones en total

Si pasas por Pokhara en tu viaje a Nepal, no puedes perderte el desvío por Sarangkot, que ofrece unas vistas impresionantes del Himalaya.

Aconsejo:
Tendrás que levantarte temprano si quieres tener la oportunidad de contemplar toda la cordillera de los Annapurnas desde Sarangkot. El tiempo se nubla muy rápidamente a media mañana, dificultando la buena visión de las montañas.
Mi opinión

El pueblo, enclavado sobre una elevada colina de 1592 metros de altitud, ofrece, por un lado, una hermosa vista de la ciudad de Pokhara y su lago, y por el otro, de la cordillera del Himalaya. Sarangkot es un pueblo tranquilo y agradable, y cuenta con un mirador construido a las afueras del mismo.

Desde allí puedes ver el Dhaulagiri, por un lado, y si el cielo está despejado, podrás contemplar toda la cordillera de los Annapurnas en el fondo, una hermosa hilera de cimas montañosas de más de 7000 metros de altitud. Sin duda uno de los paisajes más bellos que he visto jamás.

Para los más valientes, se realizan salidas en parapente desde lo alto de la colina. ¿Qué mejor lugar para efectuar un bautismo de aire?



*Traslos fuertes terremotos sufridos en Nepal en abril y mayo de 2015, el país sigue reconstruyéndose poco a poco. Este artículo se ha escrito antes de la catástrofe.

Emeline Mainy Gran viajero
13 opiniones en total

Sarangkot es un pueblo muy pequeño en la cima de una colina cerca de Pokhara y es famoso por sus vistas panorámicas de sus amaneceres y puestas de sol sobre los picos del Himalaya.

Aconsejo:
Toma un taxi y encamínate hacia la parte superior de este pueblecito, preferiblemente al amanecer, para poder regresar a Pokhara disfrutando de un fantástico paseo descendiendo a pie por la colina. No te olvides de cargar bien tu cámara de fotos.
Mi opinión

En tu ruta por Nepal, y si pasas algunos días en Pokhara, no dudes en poner temprano el despertador y madrugar para admirar las cumbres nevadas de Sarangkot.
Llegué de Pokhara al pueblo en taxi antes del amanecer. Una vez en Sarangkot, el pueblo estaba ya despierto: numerosos gerentes de restaurantes y hoteles esperaban impacientes la llegada de los turistas, que no paran de llamarte a cada paso. No pierdas de vista tu objetivo y dirígete directamente a las escaleras de piedra que te conducen al punto de observación: muchas personas estarán ya allí, esperando, ansiosas, a contemplar cómo el cielo se va aclarando, y se desviste de su traje de noche, revelando sin pudor alguno, los incontables picos nevados del Himalaya. Recuerdo que, al llegar antes del amanecer, agarré un té negro para calentarme y pasar el tiempo, la verdad disfrutando más del espectáculo celeste que de la bebida caliente. Pero aquel té tenia el gusto sagrado de la excitación de la espera.


A continuación, después del deleite experimentado por los ojos, se sucedió el dolor de la fatiga de mi dedo índice, que no había cesado de presionar incansablemente el botón de la cámara de fotos durante toda la salida del sol. Te recomendaría seguir mis pasos (que también han seguido a los de muchos otros antes que yo): disfruté mucho volviendo a pie al pueblo de Pokhara, recorriendo un camino que comienza de forma empinada y después se torna más suave, serpenteando por la falda de la montaña y atravesando algunas aldeas hasta retomar la parte baja de Phewa Tale. Y más que nunca, disfruté del delicioso desayuno que me tomé en la orilla del lago. Casi tan bueno como un amanecer en Sarangkot...

¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje