Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Luna de miel en Noruega: un paseo al corazón de la naturaleza

Una luna de miel en Noruega será una manera de relajaros en un entorno que favorece la paz y la contemplación de la naturaleza. Nada mejor que paisajes bonitos y grandiosos, y a menudo desiertos, para un romántico viaje en pareja. Noruega es un país grande. Ten en cuenta que si quieres alejarte de las grandes ciudades, tendrás que recorrer varios cientos de kilómetros.

Una ruta para dos

Para comenzar una larga (esperemos) vida en común, con sus altibajos, nada mejor que ir a la ruta turística nacional de Rondane (a 280 kilómetros de Oslo), de 75 kilómetros de longitud, en la que podréis admirar las montañas azuladas, los valles, los ríos, y respirar aire puro. Las principales atracciones aquí son el senderismo en verano y el esquí en invierno, todo en medio de un magnífico escenario de montaña. Hay hoteles llenos de encanto rústico que os acogerán después de un día en el corazón de la reserva, donde habréis podido ver a con todo tipo de animales propios de los países nórdicos (ciervos, alces, zorros, linces... entre muchos otros). Para los más atrevidos, el Parque Nacional de Jotunheimen ofrece rutas de senderismo alrededor de las montañas y de los valles glaciares.

Un soplo de aire fresco en un marco natural incomparable

La naturaleza en Noruega es sagrada, como en los países escandinavos, que inscriben en su legislación un "derecho de acceso a la naturaleza", es decir, la posibilidad para todos de disfrutar de la naturaleza libremente. Es por ello que Noruega es un destino perfecto para una luna de miel por caminos salpicados de tesoros naturales. Puedes continuar tu viaje por los famosos fiordos noruegos de Geirangerfjord y Nærøyfjord (a 500 kilómetros de Oslo), registrados en el Patrimonio de la Humanidad de la UNESO.

Geirangerfjord

Y no hay nada comparable a una romántica velada bajo la aurora boreal en invierno o el sol de medianoche en verano. Podéis contemplar ambos fenómenos desde el archipiélago de Lofoten, si el extremo norte no os asusta (las Islas Lofoten están ubicadas en el extremo norte de Noruega, al norte del Círculo Polar Ártico).

Vuelta a la ciudad

Si quieres permanecer dentro de zonas más fáciles durante tu luna de miel, Oslo, capital moderna de Noruega muy en contacto con la naturaleza te ofrecerá muchas actividades, desde espacios verdes a sitios culturales, como el Museo Folklórico Noruego, el Museo de Fram o el Museo de los Barcos Vikingos. Para descubrir un sitio típicamente noruego, ve al distrito de Bryggen, registrado en la UNESCO, en la ciudad de Bergen al noroeste de Oslo. Aquí tus inquietudes artísticas se verán satisfechas, entre casitas de madera y talleres de artesanos.

Ségolène Renoud-Lyat
20 contribuciones
Actualizado el 18 octubre 2015
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje