Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Las 4 razones para ir a Israel

¿Tienes ganas de visitar la Tierra Santa, pero todavía te lo estás pensando? Aquí tienes 4 buenas razones para irte de viaje a Israel.

Formarse una opinión sobre un país tan complejo

Son muy pocos los países que generan tantas pasiones como Israel. Si viajas a Israel, tendrás que enfrentarte a una realidad de la que todo el mundo habla, pero que muy pocos conocen verdaderamente. Aunque no por ello hay que pensar que podrás conocer y comprender todo en tan solo unos días de viaje. Alcanzar ese nivel, si es que es posible, lleva su tiempo, pero al menos un viaje por el país ya constituye un primer acercamiento y permite adquirir las claves de la comprensión de una situación tan compleja.

Descubrir una de las cunas de la humanidad

Callejear por Jerusalén y visitar algunos de los lugares más importantes de las 3 religiones monoteístas no te dejarán indiferente. Ya seas creyente o no, el fervor que se desprende de esos lugares es una experiencia sin igual. El atardecer sobre la Cúpula de la Roca al compás de la llamada a la oración del muecín, las campanas del Santo Sepulcro o los fieles que se agolpan para asistir al sermón de Minha en el Muro de las Lamentaciones son imágenes que tan solo podrás ver en Jerusalén. Pero Israel no solo se reduce a Jerusalén, sino que también hay otros muchos sitios de devoción de las 3 religiones monoteístas repartidos por todo el territorio.

Saber apreciar los diferentes paisajes

Israel es un país en el podrás disfrutar del verde de los bosques mediterráneos de Galilea, pero también de las inmensas extensiones del desierto del Negev en tan solo unas horas. A estos paisajes hay que añadirles las llanuras que bordean el mar Mediterráneo y las colinas de Jerusalén, así como el mar Muerto y el mar Rojo. En resumen, hay una increíble variedad de paisajes que todo viajero que se precie debería explorar. Israel es uno de los países en los que se da una de las mayores concentraciones de reservas naturales a nivel mundial con respecto a la extensión del territorio. Por tanto, es posible descubrir estos paisajes en espacios preservados.

Entre el pasado y el presente: el oriente y el occidente

«Tierra de contrastes» es, sin duda alguna, la fórmula que mejor describe a este país. Entre las ruinas nabateas de la ruta del incienso del desierto Negev, el patrimonio arquitectónico Bauhaus de Tel Aviv, el casco viejo de Jerusalén, la ciudad cruzada de San Juan de Acre y el centro mundial de la religión Bahai en Haifa, estarás más que contento, incluso si tus gustos son algo eclécticos. Además, todas esas atracciones turísticas han sido declaradas patrimonio mundial de la humanidad por la Unesco. Ese eclecticismo también se traduce en la cultura israelí contemporánea, que ha echado raíces en numerosos países; de ahí que muchos de sus habitantes hayan emigrado y que se pueda notar en la realidad diaria de otros países.
Rémi Manesse
68 contribuciones
Actualizado el 8 octubre 2018
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje